fbpx

Nuestro Blog

reflexología bebe

¿Se puede aplicar la Reflexología Podal en bebés y niñ@s?

Esta herramienta de SANACIÓN NATURAL no tiene Edad

La Reflexología Podal es una técnica milenaria orientada a restaurar el equilibrio natural del cuerpo, independientemente de la edad de la persona. 

Es por esto, que se trata de una herramienta muy útil y utilizada también para prevenir y aliviar muchos de los síntomas o malestares más comunes en bebés y niñ@s.

De la mano de un/a Reflexólog@ que te oriente, es una técnica muy fácil de aprender y de incorporar en nuestras rutinas diarias con ell@s.

 

reflexología bebe


Beneficios de la Reflexología Podal en los más pequeños de la casa

Esta técnica tiene múltiples beneficios para ambas partes (niñ@ y adulto), destacando en el primero que:

Favorece la relajación física y mental del bebé. 

Le ayuda a conciliar el sueño y dormir mejor. 

Estimula su crecimiento y favorece que se desarrolle con más rapidez, especialmente el sistema musculoesquelético.

Mejora sus defensas, fortaleciendo su sistema inmunológico.

Favorece la circulación sanguínea y linfática de todo su cuerpo. 

Le ayuda a establecer vínculos más amorosos, saludables y seguros con los integrantes de la familia, pudiendo tener así también una mejor relación con su mundo exterior.

Regula sus emociones, reduciendo la irritabilidad y estados de estrés elevados.

Estimula la eliminación de toxinas de su cuerpo. 

Facilita la secreción de endorfinas (hormonas de la felicidad), reduciendo el dolor y favoreciendo una sensación general de bienestar en él.

Evita el estreñimiento al mejorar el movimiento intestinal, favoreciendo asimismo su digestion y asimilación. Esto puede ser especialmente beneficioso en bebés con Cólico del Lactante.

contacto pies


¿Cuándo y en qué casos es recomendable aplicar la Reflexología Podal?

El mejor momento del día para llevar a cabo este tipo de técnicas es al final del mismo: después del baño, antes de dormir…

Nos puede ayudar mucho en algunos síntomas comunes como son:

Irritabilidad, nerviosismo. 

Dolor de encías. 

Dificultades para dormir, insomnio. 

Catarros. 

Estreñimiento


¿Cuando es mejor no utilizar esta técnica?

Cuando el niño tiene fiebre.

Si presenta alguna enfermedad infecciosa. 

En caso de infecciones del propio pie o algún tipo de infección aguda en general.

Si tiene eczemas generalizados en el pie.

En caso de existir verrugas extendidas por todo el pie.

Si hay algún traumatismo en el pie (golpes, heridas, fracturas…).


Si estás interesad@ en conocer más sobre este tema, te lo enseñamos TODO en el Curso de Masaje Infantil Online con Bea Gascón.


Quiero saber más sobre este Curso Online


 Y entre el 5 y 12 de Noviembre, puedes llevarte este Curso Online junto a + de 30 Cursos y Ebooks de MATERNIDAD por el insólito precio de 59€, ¡TODO INCLUIDO! Solo tienes que pinchar en el siguiente enlace:


Quiero el Bundle de Maternidad


TEXTO CREADO POR BEA GASCÓN. AGRADECEMOS TU RESPETO POR LOS DERECHOS DE AUTOR. 



Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

dos × 2 =

X